Alguna vez te has preguntado ¿Cómo los sabores, colores, olores y texturas nos remontan a grandes experiencias y recuerdos memorables?

¡Fácil! Todos hemos tenido esa sensación. De al probar un delicioso sabor, nos transportamos a nuestra infancia, nuestras relaciones, y bueno, uno que otro momento que no contamos pero nos encantan.

No es algo, del otro mundo. Es una pregunta muy común, que numerosos investigadores, científicos, y psicólogos se han cuestionado para poder realizar investigaciones y regalarnos la respuesta: ​la memoria sensorial.

Con nuestras bebidas ​Kosako​ es muy fácil generar estos estímulos.
¿Quién no recuerda la fiesta de tu mejor amigo compartiendo un Kosako Mora Azul? o bien ¿Ese día de relax donde probaste la maravillosa Estrella Damm?

¿Sabes cómo sucede este proceso en tu cerebro?

Primero, nuestro cerebro registra imágenes y olores (recuerden de la vista nace el amor) luego capta los sabores y las experiencias que se conectan entre sí. Todo esto, hace llegar a nuestro ​hipocampo, parte de nuestra corteza cerebral y después a las neuronas para registrar la información y se mantenga por un tiempo, incluso años o toda nuestra vida.

¿Interesante no?
Y a ti ¿Qué recuerdos te lleva una bebida Kosako?

A nosotros, el compartir buenos momentos con nuestros amigos.